La Caña, El Romero y La Santa Faz

IMG_4188 IMG_4224

En matorrales y humedales

crecemos salvajes.

En huertos y fincas

nos quieren y miman.

No somos hermanas

ni de la misma familia.

Yo soy alta y esbelta,

gruesa y hueca.

Yo soy ancha y pequeña,

aromática y terapéutica.

IMG_4196 IMG_4213

Son mis flores penachos de espigas violáceas,

las mias, bilabiadas,  de un azul pálido son.

Un parecido tenemos ¡las hojas!

verdes y brillantes

en primavera y en verano

tendemos al sol.

Nuestra historia se remonta

a tiempos muy antiguos,

cada una con sus usos

diversos y definidos.

Soy una afortunada milífera,

muchas son mis virtudes,

libros se han escrito en mi nombre

en gastronomía y medicina,

en cosmética y higiene.

te de romero comprar Arundo donax4

Entre agua freática

me extiendo en rizomas

en largas colonias

y por eso me llaman

la caña invasora.

A pesar del desacato

soy historia de muchos…

merendero de playa,

lengüeta de viento,

cobijo y barraca,

canuto y lanza,

recuerdo de infancia,

“catxirulo” de Pascua.

IMG_4056 IMG_4149

Semejanzas no poseemos,

más dichosas nos sentimos

de ser bastón de apoyo

del herrante peregrino.

IMG_4135

La romería de Santa Faz, conocida también como La Peregrina es una romería católica que tiene lugar en la ciudad de Alicante (España) el segundo jueves posterior a Jueves Santo, que reúne a más de 260.000 peregrinos.

Tradición de muchos años,

yo soy caña, yo soy ramo,

marcando el paso vamos

Santa Faz a tí llegamos.

                           KFME © 2016

 

IMG_4131 IMG_4088

IMG_4169

De izquierda a derecha: Gigantes con la caña de romero acompañan a los peregrinos de camino al Monasterio de la Santa Faz durante el tradicional recorrido de mas de cinco siglos de antigüedad en la ciudad de Alicante (España); La imagen de la Santa Faz bordada en un estandarte; Tres jóvenes peregrinos de doce y once años de edad, Ashley, Victor y Ian frente a la urna donde se venera la reliquia de la Santa Faz de Alicante, el lienzo en el que está plasmada la imagen de la “faz” de Cristo recogida por la Verónica.