El Huerto Escolar de Azorín

“Si queremos ver la correlación que existe entre la planta y la tierra, tenemos que saber en qué clase de tierra deberá estar una planta: cómo se ha de abonar esta tierra, solamente puede saberse en realidad, considerando la tierra y el mundo de las plantas como una unidad, viendo la tierra verdaderamente como un organismo, y a la planta como algo que crece dentro de este organismo”.  Rudolf Steiner (conferencia del 14-8-1924).

IMG_3110

Alumnos de 6° curso preparan el suelo antes de la siembra.

Hoy en día el aumento masivo del uso de nitrógeno en la agricultura ha contribuido considerablemente a la debilitación de las plantas de cultivo haciendolas vulnerables al ataque de los insectos y hongos, al igual, que el uso de venenos para el control de parasitos. Esto conduce continuamente a estragos cuyo alcance sólo comenzamos a presentir pero aún no alcanzamos a ver plenamente. Mediante métodos agrícolas inadecuados, destrucción de bosques y a través de la

IMG_1796

Maya, de 5º curso, junto a las plantas aromáticas arranca maleza con la azada.

urbanización, el hombre a originado durante los últimos cien años una destrucción del humus sin
precedente en  la historia del mundo. El crecimiento acelerado de la población en grandes partes
del planeta sólo agrava esta situación. Si queremos solucionar con éxito los problemas de la agricultura del futuro, no deberán participar solamente los agricultores, investigadores y las autoridades administrativas, sino también, los consumidores corrientes —como tú y yo. La postura de explotación ante la naturaleza tiene que ser superada poco a poco a través de una comprensión profunda y sincera por nuestra parte sobre las relaciones biológicas, si queremos ver en un futuro cambios significativos para la agricultura. ¿Estarán dispuestos nuestros niños a asumir este cambio de mentalidad si no han recibido desde los primeros años escolares una enseñanza que les ofrezca las bases fundamentales para ello? 

Hace cuatro años un grupo de padres de la escuela pública Azorín de Alicante, fueron  invitados por los profesores de infantil para hablar de sus respectivos oficios durante un evento escolar “El rincón de los oficios” que se realiza anualmente. Los niños quedaron entusiasmados con la actividad que hicieron con Juan Pedro Selles Sirera, jardinero de profesión —Leimos el cuento de  “Marta planta un rábano” y seguido plantamos  semillas en vasitos de yogur. Mas tarde Laura, una profesora de infantil, me habló  de un huerto inculto en el cole. La asociación de padres y madres, el AMPA,  acogió con agrado la idea de añadir el huerto como una actividad extraescolar, dos veces a la semana.

El huerto escolar de casi 1000 metros cuadrados, no parecía interesar a nadie, excepto a la maleza que crecía sin control rodeada por montones de piedras y ladrillos que, en su día, habían sido las paredes de una casa rural. Durante semanas y con la ayuda de algunos padres y amigos, Juan Pedro inició la dura tarea de remover cuanto obstaculo pudiera impedir el desarrollo del proyecto.  En septiembre del 2012, el huerto Azorín, abría sus puertas acogiendo a un gran grupo de niños de infantil a sexto curso de primaria.

De mirada gentil, piel curtida y siempre servicial, Juan Pedro, conocido cariñosamente por todos como “Juanpe” es un hombre de campo —Yo tengo raíces camperas, me crié con mis abuelos maternos. El campo lo hemos llevado a nivel familiar— Juanpe se queda pensativo, como haciendo incapié en los recuerdos —… un año lo suspendí todo y mi padre me dijo “ahora te vas al campo a trabajar” y a mi me gusto mucho. ¡Y ya no regresé!

IMG_1786

Juanpe, escucha atentamente a dos de sus alumnos de tercero.

Hoy en día, Juanpe comparte el tiempo entre el trabajo como monitor ocupacional de Anilia, Centro Especial de Empleo Poda S.l., el huerto escolar de Azorín y sus quehaceres de padre.  El poder y las ganas, hacen de este hombre de campo un ser ejemplar, no solo para sus hijos, Sergio y Nerea, que se enorgullecen trayendo a sus amigitos al huerto pero también para los estudiantes, que guiados por Juanpe, comparten con él su admiración  y respeto por la Tierra.

Día a día  cientos de personas, al igual que Juanpe,  a través de sus acciones plantan la “semilla del cambio”. Esta semilla es la base fundamental que despierta nuestra conciencia como seres humanos. Una vez conscientes, somos capaces individualmente de hacer cambios de evolución personal, cambios que inspiran a otros, que influyen en decisiones ajenas y que producen acciones positivas de gran impacto a nivel global.  No podemos olvidar que nuestra relación con la tierra, no es otra, que una relación simbiótica en constante evolución. Por lo tanto, si impedimos su evolución, la nuestra dejará de existir como seres fisicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s