¿Soy un reflejo? ¿truco fotográfico? o ¿poso para la foto?

20150426_111602Foto ©KFME

¿Que os parece? ¡sorprendente! ¿no? De camino al mercado me encontré con este maravilloso lagarto. Este anolis que puede medir hasta 50 centímetros de largo, es nada mas y nada menos que un lagarto arborícola, autóctona de Cuba, donde se le conoce como ‘chipojo’. Aquí en la Florida lo conocemos también como, el anolis ecuestre o anolis caballero. Este ‘caballero’ que cortésmente me permitió acercarme a el para retratarlo, es un depredador diurno. Su dieta de adulto consiste en tarántulas, otros anoles, geckos, pájaros y mamíferos. De las casi 400 especies existentes en la  América tropical y subtropical, el anolis ecuestre es el mas grande y largo de todos.

Ahora que ya sabéis quien es ¡volvamos a la foto! ¿Podéis adivinar si este ‘caballero’ es…?

a) Un reflejo en el cristal

b) Un truco fotográfico

c) Posa para la foto

¡Nos encantará saber vuestra respuesta! Síguenos en Facebook, Instagram y Twitter.

 

 

 

IO, la Avispa Braconidae y la Garza Blanca

IMG_6475

En el edificio de educación de Fairchild Botanic Gardens se encuentra el laboratorio de ciencia Hsiao, allí nos reunimos con el biólogo Sergio Gutiérrez Roche, quien nos recibió acogedoramente. Ángel, queriendo llamar la atención del biólogo, inmediatamente alzo el vaso de cristal donde habíamos colocado la polilla Io, para mostrársela a Sergio.

—¡Esta muerta!— dijo Nina espontáneamente. —¡Estaba llena de huevos!

Sergio tomó el vaso de las manos de Ángel. Observó atentamente el espécimen y a continuación nos explicó que la hembra carga los huevos dentro del tórax hasta que son fertilizados por el macho. Luego son colocados por la hembra en la parte inferior de una hoja de árbol, arbusto o planta. Kai, Nina y Ángel escuchaban atentamente la explicación del biólogo.

IMG_6354

Una semana antes habíamos encontrado la polilla debajo de una cícada. El tórax estaba cubierto por una capa de huevos amarillos. Deducimos que Io no tenía más de una semana muerta.

—¡Señorita Esther, estos huevos parecen ser de la larva de la avispa!— exclamo Kai, mientras sentados al final de una mesa larga y angosta de jardín estudiábamos la polilla.

IMG_6235

Kai se refería a la avispa Braconidae parasitoide. Una semana antes habíamos descubierto orugas adultas de la polilla Io devorando las hojas del árbol de gandul o frijol de palo en el jardín de mi casa. La mayoría de las orugas tenían la superficie del cuerpo cubierto por capullos blancos o huevos de larva. Aprendimos que la larva de la avispa se desarrolla en el interior o superficie del cuerpo del huésped, a quien termina matando.

IMG_6370Con unos alfileres de coser, sujeté las alas de la polilla a un trozo de cartón. Con unas pinzas para depilar el bello, Kai, Nina y Ángel, delicadamente,  removieron los huevos, mientras yo observaba la maniobra. Seguidamente, con un cuchillo de cocina corte el tórax que se desplomó ante los ojos de asombro de los estudiantes. La polilla estaba impregnada en huevos.

—¡Chicos! ¿Qué os parece si llevamos a Io al jardín botánico de Fairchild, allí podemos consultar con un científico o especialista en mariposas?— les pregunté.

—¡YEAHHH!— contestaron entusiasmados.

—¡Pues bien, la semana que viene, la clase la haremos en el jardín botánico de Fairchild!—les dije.

Sergio, oriundo de Cuba, ejerció sus estudios en la Universidad de la Habana y trabajó durante dos años en el Instituto de Oceanología de la Habana. En julio del 2013 emigró a Miami donde ahora trabaja como biólogo en el jardín botánico de Fairchild.

Sergio abrió la puerta del laboratorio Hsiao y nos invitó a pasar. Los tres estudiantes no podían creer su asombro. Dentro de escaparates de cristal, cientos de crisálidas y capullos colgaban delicadamente por alfileres en varillas de madera, aparecían en estado de metamorfosis.  Pronto emergerían para estirar sus alas y dar paso al cuarto ciclo «aparearse, depositar huevos y morir».

—¡Entonces la larva no fue devorada por la avispa!— exclamó Nina.

—¡Eso es muy buena noticia!— prosiguió a decir Ángel.

—¡Efectivamente, estos son sus huevos! Si colocáis hojas de plantas dentro del vaso puede que nazcan— sugirió Sergio.

IMG_6482IMG_6490IMG_6486IMG_6488IMG_6495IMG_6493

Sorprendidos ante la explicación del biólogo decidimos llevarnos a Io de vuelta a casa para continuar dicha observación pero no sin antes hacer una detenida excursión por el laboratorio de Metamorfosis Jasón Vollmer. Sergio nos explicó que las pupas de mariposas y polilla que tienen en el laboratorio son de especies no oriundas de la Florida sino de otras partes del mundo. En el laboratorio observan y mantienen la base de datos sobre el crecimiento y el desarrollo de cientos de especies tropicales.

IMG_6529

Sergio nos explicó que dos veces al día sueltan dentro del domo Wings of the Tropics las mariposas y polillas adultas. Con mucho cuidado los artrópodos son transportados en un capazo de tela transparente por uno de los voluntarios del laboratorio. Con mucha delicadeza, estos insectos holometábolos, son liberados uno a uno ante la mirada perpleja de los visitantes. Cientos de mariposas, más de 40 especies pueden ser observadas libando el néctar de una variedad de frutas colocadas en bandejas a lo largo del domo. Para aquellas personas que gustan ver a estas criaturas pero sienten miedo por su proximidad, pueden observarlas a través de una pared de cristal que divide el domo de el Glasshouse café.

De camino hacia la salida del jardín botánico hicimos una última observación.
IMG_6586Una garza blanca o garceta grande de aproximadamente un metro de altura, acechaba inmóvil a un lagarto. El crucial momento se desencadenó frente a nosotros. Utilizando el pico como arpón, alcanzó al lagarto quien no pudo escapar quedando aprisionado. Estas aves migratorias se alimentan principalmente de peces, ranas, pequeños mamíferos, y ocasionalmente aves pequeñas y reptiles.

—¡Mirad como ondula el cuello!—grito Kai.

Ante nuestra mirada de asombro, la garza ondeo varias veces de un lado para otro su cuello retraído—y sin mas— capturó a la presa. En un abrir y cerrar de ojos el lagarto era capturado por el largo y poderoso pico amarillo de la garza.

—¡El lagarto todavía se mueve! ¡Está vivo! —grito Ángel.

IMG_6610

La garza con el cuello aún retraído, quedó inmóvil. El lagarto luchaba por su vida, empujaba y estiraba las paredes del cuello de la bestia deformándolo grotescamente. En tan solo unos segundos, el lagarto había desaparecido. En silencio, Kai, Nina y Ángel sacaron sus libretas de la mochila, se sentaron en el costado de la acera frente a la garza y cada uno prosiguió a escribir su relato.

—¡Chicos, la clase ha llegado a su fin! —dije rompiendo el silencio abrumador. La semana que viene, cada uno de vosotros leerá en voz alta su relato. Si deseáis, podéis describir esta experiencia con un dibujo en lugar de palabras. ¡Hoy, ha sido un día muy instructivo para todos y ya es hora de regresar! — dando un vistazo por última vez a la majestuosa garza que parecía seguir en busca de más comida, concluí la clase de jardín ecológico.

IMG_6617Kai, Nina y Ángel juegan dentro de un tronco disecado después de finalizar la clase. Fotos por Esther Sampedro © Kids for Mother Earth